ArgentinaResidence of Artists

 

Nombre de la residencia: Intemperie – Plataforma Nómade de Arte Contemperáneo
Principales disciplinas artísticas: artes visuales, performances, poesía, instalaciones, proyectos site-specific
Fundado en: 2017
Fundado por: Deborah Wall, Maite Lopez Poulsen, Alejandra Veglio, Anabela Acastelo
Número de residencias por año: 4
Dirección (Ciudad, País): Necochea y Quequén, Argentina

 

 

Producciones AIR TV

 

 

Intemperie es una plataforma nómada creada en 2017 en la costa atlántica de Argentina que apunta a profesionalizar la escena cultural de Necochea y Quequén. En este sentido, se invita a los artistas de la región a realizar proyectos de sitio específicos en áreas abandonadas o en el entorno natural que rodea la región. « Tratamos de ir gestando encuentros y proyectos que tengan que ver con la circulación de producción, la circulación de conocimientos y experiencias, generar proyectos y propuestas que tengan que ver con recibir artistas de otros lugares, artistas, gestores, investigadores », señala Alejandra Veglio, coordinadora de Intemperie.

En 2018, el proyecto abre su programa de residencia anual de dos semanas, Residencia de Playa, que busca traer artistas de regiones más lejanas del país y de otras partes del mundo. Pensado como un proyecto nómade, la ubicación cambiará cada año, pero los artistas residentes siempre se encontrarán en armonía con el océano Atlántico. « Nos ocupamos de encontrar un espacio que tenga un fuerte contacto con la naturaleza, que tengan un refugio adentro de la intemperiedad, es una manera de decirle, que tengan todo para poder enfocarse, desconectarse y poder dejar que el entorno atraviese sus búsquedas personales y que se refleje en su trabajo» explica Deborah Wall, coordinadora de la residencia. « Pero también proponiendo un diálogo con el entorno natural y con el contexto sociocultural de Necochea y Quequén», añade Maite López Poulsen, coordinadora de Intemperie. Los artistas, investigadores o curadores que participan en la residencia tendrán la oportunidad de conocer a la comunidad local al comienzo de su estadía, para compartir y exponer su investigación. Y al final de la residencia, la comunidad está invitada a un estudio abierto para ver los procesos y resultados de sus investigaciones. « Creo que hay allí una gran riqueza, me parece que la residencia es un formato que favorece estos encuentros, básicamente esto, y porque creo que hay que aprovechar la necesidad de circulación que tenemos en estas épocas de mudarnos, de cambiar de lugar, de conocer otra gente, otras culturas. » concluye Alejandra Veglio.