MexicoResidence of Artists

Nombre de la residencia : Casa Xaan in Ná
Principales disciplinas artísticas : multidisciplinario, artes visuales, curaduría, investigación artística  música, pintura, escultura, escritura, artes culinarios, cine, arquitectura, ilustración
Fundado en : 2013
Fundado por : Elisa Mancera y Alfredo Acle
Número de residentes por año : 12
Dirección (Ciudad,País) : Macario Gómez, Quintana Roo, Mexico
Sitio web : www.casaxaaninna.com 

 

Producciones AIR TV

La Casa Xaan In Ná, que se traduce en dialecto maya « Casa hecha de palmas », abrió sus puertas en 2013 con el objetivo de crear un espacio más consciente del medio ambiente y que no produce ningún tipo de desperdicio o contaminación. Creada por la pareja de artistas Elisa Mancera y Alfredo Acle, la casa está ubicada en el centro del ejido de Macario Gómez en la región de Quintana Roo en México, en lo profundo de la selva maya entre las ruinas de Cobá y Tulum.

« Lo más característico de esta casa es que es una casa que es un ejercicio para producir un espacio que no contamine el medio ambiente, porque estamos encima de una de las reservas de agua pura más grande del mundo, que es el principal atractivo turístico del estado. Entonces, tratamos de solucionar un poco esta paradoja entre desarrollo y medio ambiente », explica Alfredo Acle.

La casa está totalmente autónoma usando paneles solares, reciclando sus aguas y usándola para producir una alimentación biológica, así como compostando los desechos orgánicos en fertilizantes naturales.

« Este sistema nos obliga un poco a ser más consciente de como funciona la naturaleza y como aprovechar las horas horas de luz, del sol, aprovechar del movimiento de la propia naturaleza como parte de nuestro propio movimiento y disciplina », confiesa Alfredo Acle

En 2016, decidieron ampliar sus operaciones invitando a artistas, investigadores y curadores interesados ​​ya sea en organizar actividades culturales para la comunidad local o trabajar en proyectos relacionados con la rica cultura maya. Los artistas pueden solicitar una residencia de un mes, donde recibirán un espacio de vivienda hecho de palma, de manera similar a cómo los mayas construían los suyos, un espacio de trabajo personal o tienen la posibilidad de compartir el taller del fundador si lo desean, además, tendrán acceso a los espacios comunes, Internet y electricidad para cargar algún equipamiento.

« Estamos abiertos a cualquier tipo de propuesta, nos gusta mucho la música, pero mayormente son pintores o escritores los que nos han buscado y creo que funciona muy bien pero preferimos la gente que tiene un proyecto muy claro y que además viene a la zona con un propósito particular en la zona. La mayoría de las veces, es para la cultura maya », indica el fundador del programa de residencia.

La residencia también está abierta a la arquitectura, el cine, la ilustración, así como a las prácticas culinarias, siendo esta última la especialidad de la cofundadora Elisa Mancera, experta en gastronomía maya.